Aparatoángel

Instalación, 2010. Pintura, collage, hilos de nylon, tela de encuadernar, luz. Museo Reina Sofía, Madrid, Haus der Kulturen der Welt, Berlín, Museo de Arte Contemporáneo, La Paz

Las imágenes son la verdadera “carne” de los ángeles asegura el filósofo Giorgio Agamben en un pequeño ensayo de 2007.  Tiene razón, porque los pigmentos, además de construir un  mensaje, son el cuerpo mismo de estos seres que sobrevuelan la humanidad y de vez en cuando tienen a bien descender y prodigarse al mundo siempre que encuentren pinceles dispuestos. Aparecen en miles de imágenes, casi siempre apenas rozando el suelo o desde lo alto de una nube “guiando” las acciones humanas hacia el Bien. Pero pocas veces se han visto tantos ángeles pintados con los pies sobre la tierra ejecutando otro tipo de tareas menos nobles, como en las colonias españolas en el continente americano en tiempos del Virreinato del Perú.

En una serie de pinturas datadas en 1680,  los ángeles están enfrascados en limpiar sus armas de fuego, vestidos con unos trajes inflados que triplican su talla como si la mismísima Santísima Trinidad se hubiera encarnado en sus mensajeros. Esta comprobación visual determinó una mirada más cercana a los lazos que unieron estas representaciones con su contexto histórico de producción. El resultado se tradujo en esta instalación que presenta una “lección de anatomía” sobre los “cuerpos” de estos ángeles.

Aparatoángel participó de Principio Potosí, exposición itinerante realizada en el marco del bicentenario de las independencias de las colonias americanas. Sus curadores, Andreas Siekmann, Alice Creisher y Max Jorge Hinderer, proponen en su concepto, tomar la ciudad boliviana de Potosí como ejemplo histórico, con validez actual, de  formas de explotación que se auto-legitiman en la esfera cultural. Siguiendo el hilo de esta idea, una parte de los materiales utilizados en la “traducción” de esta falange de ángeles, son notas periodísticas que las industrias del entretenimiento y la información ponen en circulación. El público puede armar o desarmar un ángel según la posición de observación que adopte.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.